Beneficios de la natación en los bebés

Comienza a ser frecuente que los bebés empiecen la práctica de la natación a edades cada vez más tempranas, principalmente para erradicar el miedo al agua y como elemento de supervivencia.

Uno de los beneficios de la natación en los bebés está enfocado en incrementar la seguridad a la hora del baño. Existe la matronatación, una actividad que busca la estimulación acuática del bebé por medio de una serie de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse por el agua con la ayuda de sus padres, se puede comenzar a practicar desde los primeros meses de vida, la mayoría recomienda comenzar hasta el cuarto mes de vida, ya que en este periodo de tiempo el sistema inmunológico del bebé ha madurado.

Debido a que el bebé no ha desarrollado sus capacidades físicas no podrá nadar como lo haría un adulto, el principal objetivo es que se divierta, se relaje y crezca su seguridad dentro del agua.

Algunos de los beneficios que conlleva la natación en los dos primeros años de vida permite a los bebés desarrollar una percepción del mundo que les rodea, se volverán más observadores y creativos. Comenzarán a comprender los conceptos de distancia y desplazamiento y fortalecerán su sistema cardiorespiratorio.

Los pequeños aprenderán a sentirse más seguros en ambientes diferentes y socializarán con otros niños en el proceso, al acostumbrarse obtendrán una sensación de relajación. El vínculo con sus padres se fortalecerá ya que podrán escuchar y acercarse a las experiencias de su hijo.

Puedes acompañar a tu pequeño en esta gran etapa con algunos productos de baño:

Finalmente, asegúrate que la piscina en la que nadará tu pequeño nunca se encuentre por debajo de los 32°C y sea agua bien tratada, todo complementado con la indumentaria adecuada.

La importancia de la hidratación en el bebé

No a todos los bebés les resulta atractiva el agua, pero esto es algo que con el tiempo, mientras el bebé va abandonando la lactancia exclusiva, irá cambiando, ya que sentirá la necesidad de hidratarse, poco a poco se acostumbrará.

Los bebés pueden comenzar a beber agua a partir de los 6 meses de edad, antes no, debido a que la lactancia les brinda toda la hidratación que necesitan. Con el tiempo tu pequeño irá comiendo otro tipo de alimentos que le generarán la necesidad de ingerir líquido.

Si tu bebé rechaza constantemente el agua, habrá que inculcarle el gusto, sin forzarlo a hacerlo. Si un bebé ingiere más agua de la que en verdad necesita se puede llenar y no comer o incluso puede vomitarla.
Es importante vigilar que nuestro hijo se encuentre correctamente hidratado, en especial en la época de calor. Los pequeños pueden dosificar la cantidad de líquido que necesitan, así que si llega a rechazarla es probable que ya haya tenido suficiente.

Otro aspecto importante de la constante hidratación en el bebé es que ayuda a la digestión, previene el estreñimiento y favorece la circulación. Un hábito bastante favorable que si inculcamos correctamente en la niñez, lo continuará haciendo hasta la edad adulta.

Para mejorar la ingesta de agua en la dieta de tu bebé es recomendable que evites darle agua en el mismo recipiente en el que le das leche, elige vasos coloridos para que llamen su atención. Evita darle bebidas con azúcar. El agua debe estar a temperatura ambiente, muy fría podría hacerle daño. Si crees que es necesario puedes agregarle un chorrito de jugo de naranja o limón.

Si eres constante, poco a poco tu hijo comenzará a beber agua por su cuenta.

La alimentación del bebé

La alimentación del bebé es un punto importante para conocer la razón de su llanto, ofrécele el pecho o el biberón, si lo acepta quiere decir que tenía hambre, si lo rechaza es probable que tenga otro tipo de molestia.

Para saber si tu bebé está comiendo bien, basta poner atención en su pañal cada vez que lo cambies, si todo parece regular y con normalidad significa que se está alimentando adecuadamente. También puedes darte cuenta en el peso, si tu bebé crece y engorda adecuadamente quiere decir que está comiendo bien. Recuerda que cada niño es diferente, por lo tanto el aumento de peso puede ser distinto en cada uno. Preocúpate si tu bebé no gana nada de peso, en ese momento lo que debes hacer es acudir con el pediatra.

Cuando das el pecho a tu bebé es difícil saber la cantidad exacta de leche que ha ingerido, podrás darte cuenta que tu bebé está satisfecho si suelta el pecho, deja de llorar o se queda tranquilo. Si tu bebé comienza a llorar al poco tiempo quiere decir que se ha quedado con hambre. Habrá niños que coman más y otros menos.

Hasta el primer año de edad, cuando tu pequeño ya ingiere sólidos, puedes aplicar la alimentación complementaria, la cual servirá para experimentar con nuevos sabores y texturas. No te preocupes si no se lo acaba o no lo quiere probar, lo importante es no dejar de intentarlo, mientras tanto continúa dándole leche materna.

Poco a poco identificarás si tu bebé tiene hambre y las cantidades con las que queda satisfecho. Sabrás cuando llora porque tiene hambre y sabrás cuando no.

Recomendaciones para dejar el pañal

Por fin llega la etapa en la que tu pequeño tiene que dejar el pañal, y es un gran momento, ya que representa la maduración de su sistema nervioso.

Debemos recordar que todos los niños son diferentes, por lo que no hay una edad fija en la que controlen voluntariamente su emisión de orina. Existen casos de niños que logran controlar esta acción desde los 9 meses y otros hasta los cuatro años, aunque lo más común es que suceda entre los 18 y 30 meses de vida.

Mientras tu pequeño aprende a controlarlo, seguirá pidiendo tu ayuda o te dará aviso de que su pañal ya está mojado. Cuando sepas que esta etapa está llegando a tu hijo, procura vestirlo con ropa ligera y que le sea fácil retirar. Incluso la época del año puede ser un gran aliado durante este proceso, ya que en etapa invernal cubrimos más a los niños y en la época de calor podemos mantenerlo con menos prendas.

Durante este proceso de maduración lo mejor es evitar conductas rígidas o sobreprotectoras, ya que podrían retrasar la evolución. Lo ideal es transmitirle al pequeño mucho cariño y motivación. No olvidemos que se trata de un bebé por lo que siempre será bienvenida una demostración de admiración, aplaudir y felicitar al pequeño cuando haya logrado hacer en el inodoro o en el orinal. En el caso del inodoro se recomienda retrasar el paso en el que el pequeño debe tirar de la cadena, ya que podría parecerle triste que su acto tenga que desaparecer, podemos darle un poco de tiempo.

Ahora, el gran reto de dormir y despertar sin mojar la cama, este acto requiere de mayor madurez y puede tardar un poco más en ser controlado, en este proceso pueden afectar las tensiones emocionales y la cantidad de líquidos que haya ingerido antes de acostarse. Es recomendable que sigas acostando a tu hijo con pañal hasta que logre amanecer seco y entonces podrás avanzar al siguiente paso y arriesgarse a que logre amanecer seco sin pañal.

Acostumbra a tu pequeño a ir siempre al baño antes de irse a dormir, así le será más fácil lograr este gran reto.

Tips para el primer cambio de pañal

Como madre primeriza, el primer cambio de pañal al bebé puede resultar algo complicado, pero en recién nacidos es tan frecuente realizar el cambio, que pronto se convierte en una tarea casi mecánica.

Un recién nacido puede llegar a necesitar hasta 10 cambios de pañal al día, con el tiempo sólo habrá que cambiarlo después de comer, antes de acostarlo, cada vez que despierte y antes de salir a pasear. Esta zona del bebé es muy delicada y para evitar cualquier tipo de rozadura es importante limpiarlo muy bien y proteger su piel con la crema especial que le haya recomendado el pediatra.

En la actualidad existen varias opciones de pañales con diferentes características para adaptarse a la etapa en la que se encuentre tu pequeño. Encontrarás la mejor opción que se adapte a las necesidades de tu bebé.

Te recomendamos leer bien las indicaciones que vienen en los paquetes, por ejemplo si es hipoalergénico y la cantidad de gel que contienen, esto determina su calidad de absorción, lo que mantiene la humedad alejada de la piel de tu bebé.

Es recomendable elegir el pañal según el peso de tu pequeño para obtener la mejor absorción y comodidad. Fíjate que el pañal no le cuelgue ni se abra, porque de lo contrario el contenido se podría salir.

Para los recién nacidos lo mejor son los pañales con barreras, ya que sus desechos son más líquidos. Cuida mucho la piel de tu bebé, en esta etapa es cuando es más sensible y necesita mayor atención.

Con el tiempo será indispensable llevar en la pañalera un cambiador esto le brindará mayor higiene en sus cambios de pañal fuera de casa.

Cómo mejorar la digestión en el embarazo

Uno de los problemas más comunes durante el embarazo es el estreñimiento, una molestia que se produce debido a los cambios que se producen durante la gestación y que alteran el funcionamiento del sistema gastrointestinal.

Te compartimos algunos tips para mejorar la digestión en el embarazo y no sufras con este problema:

  • Procura que tu dieta incluya alimentos ricos en fibra, así aumentarás el tránsito intestinal. Si no comías mucha fibra con anterioridad, es recomendable incorporarla paulatinamente.
  • Beber entre un litro y medio y dos litros de agua, jugos, tés, etc…
  • Mastica con calma y come un poco despacio.
  • Comer cereales, pan y galletas integrales.
  • Comer frutas y verduras ricas en fibra.
  • Comer frutos y guisantes secos.
  •  También hacer ejercicio es clave para mejorar los procesos digestivos.

Cansancio materno después del parto

El cansancio materno después del parto es muy recurrente en las mamis, probablemente si amamantas a tu hijo durante la noche no puedas descansar lo suficiente, lo que puede afectarte cuando te reincorpores a tus labores diarias.

Principalmente durante los primeros 6 meses de vida es muy importante que estés disponible tanto en el día como en la noche para amamantar a tu bebé, ya que es en este periodo de tiempo en el que la alimentación de tu pequeño es únicamente de lactancia.

Es completamente normal que el bebé quiera comer a mitad de la noche, lo que infiere en el sueño y descanso de los padres. Lo más recomendable es que duermas cuando tu bebé duerme, sin importar que sea de día y pueden dormir en la misma habitación.

Cuando el bebé comience la etapa de probar alimentos complementarios (a partir de los 6 o 7 meses) puedes ofrecerle el pecho a tu pequeño durante el día y la tarde, para que cuando caiga la noche le sea más fácil ir a dormir. El contacto físico entre madre e hijo es recomendable durante el día, ya que en la noche el bebé demanda las carencias que tuvo durante el día.

Otra opción es darle de amamantar al bebé justo antes de irte a dormir, de esta manera tardará más en despertar para pedir más alimento. También puedes extraer leche de tus pechos durante el día para que el papá te ayude a alimentarlo cuando sea necesario.

¡Con el paso del tiempo tu bebé logrará dormir toda la noche y tú también!

Por qué los bebés tienen barriguita

¿Te has preguntado por qué los bebés tienen barriguita? 

Esto se debe al poco movimiento que tienen y porque necesitan una reserva de grasa para mantener su cuerpo calientito. También influye que sus órganos internos abultan mucho en su pequeño vientre.

Los músculos de tu bebé comenzarán a fortalecerse cuando empiece a caminar, correr y tener más actividad física. Con el tiempo notarás que su barriga irá desapareciendo, los órganos tendrán más espacio y se acomodarán en su sitio. El estómago de tu pequeño se puede llegar a inflamar por acumulación de gases y estreñimiento. Para mejorar estas molestias procura que tu hijo coma despacio y beba más líquidos. Puedes ayudarlo colocándolo boca arriba y llevando sus piernitas hacia su abdomen, ejerciendo ligera presión para ayudarlo a liberar el gas acumulado.

Si notas que es algo frecuente y le causa mucha molestia, acude al pediatra para que le recete la mejor solución.

El sentido del gusto en el feto

¿Sabes cómo se desarrolla el sentido del gusto en el feto?

Las sensaciones que siente el futuro bebé son el resultado de cómo huelen y cómo saben las sustancias que contiene el líquido amniótico.

A la sexta semana de gestación es cuando se forma la lengua, las papilas gustativas y el paladar se desarrollan a la siguiente semana. Cuando el feto cumple 2 meses de formación y es capaz de abrir la boca, comienza a tomar las sustancias que contiene el líquido amniótico. En el tercer mes, su sistema gustativo está desarrollado y al cuarto mes ya puede distinguir sabores.

Por ejemplo, si la madre ingiere sabores dulces el feto comienza a ingerir más del líquido amniótico, en cambio si ingiere sabores amargos dejará de tomarlo. Estas experiencias se verán reflejadas tras momento de su nacimiento. Puedes hacer la prueba y descubrir qué sabores son los que más le gustan o desagradan a tu hijo.

¿Se puede teñir el cabello durante el embarazo?

Durante mucho tiempo ha existido la incertidumbre sobre si se puede teñir el cabello durante el embarazo. Aunque los productos digan cumplir con los más altos estándares de calidad, los médicos recomiendan no teñirse el cabello hasta después del parto. Los tratamientos como los permanentes y los que emplean keratina se deben descartar sin excepción durante todo el embarazo.

Si quieres teñir tu cabello durante tu embarazo, lo más recomendable es que lo consultes primero con tu médico. Notarás que durante los primeros meses de tu embarazo tu cabello lucirá un brillo más intenso, más grueso y con menor caída, esto debido a los cambios hormonales, sin embargo después del sexto mes pueden volver a presentarse cambios y es probable que tu cabello comience a caer, pero es algo completamente normal que la mayoría de las embarazadas suelen experimentar.

Este es otro punto por el cuál se recomienda no teñirse el cabello, los tintes suelen provocar una fragilidad en el cabello, lo que hace que se caiga. La mejor recomendación es acudir a tratamientos naturistas y dejar descansar tu cabellera por un tiempo, siguiendo los cuidados de rutina como despuntarlo, cepillarlo y lavarlo.