Alimentos sólidos para tu bebé

La introducción de alimentos sólidos en la dieta de tu bebé es un proceso fundamental que debes seguir con precaución. A pesar de los beneficios nutricionales, es importante que sepas qué alimentos incluir primero en la dieta de tu bebé y cuáles son mejores para ofrecer después del año, e incluso después de los 18 meses.

A continuación te presentamos algunos alimentos que podrías ofrecerle a tu pequeño, de acuerdo a las recomendaciones de los pediatras:

Al iniciar la ablactación – 6 meses (edad recomendada por la OMS):

  • Chayote.
  • Zanahoria.
  • Papa.
  • Jitomate.
  • Calabaza.
  • Arroz.
  • Maíz.
  • Avena.
  • Aguacate.
  • Manzana.
  • Pera.
  • Papaya.
  • Melón.
  • Pollo.
  • Carne de res.
  • Leguminosas como frijoles y lentejas.

 

Después del primer año:

  • Cítricos como naranja, limón y toronja.
  • Verduras de hoja verde como espinacas y acelgas.
  • Trigo.
  • Carne de cerdo.
  • Alimentos listos para consumir, como comida enfrascada o enlatada – Ofrecerlos antes puede generar alimentación alta en sodio y con bajo aporte nutrimental.
  • Huevo – Ofrecerlo antes provoca riesgo de alergia o intoxicación.
  • Productos lácteos – No es recomendable ofrecerlos antes por las proteínas de leche de vaca.
  • Sal – Sólo para sazonar alimentos preparados, como sopas o guisados.

 

Después de los 18 meses:

  • Frutos rojos como fresa, frambuesa y zarzamora.
  • Salchichas – Ofrecerlas antes pueden provocar asfixia en niños pequeños por su forma y tamaño.
  • Pescados y mariscos – Ofrecerlos antes produce riesgo de alergia o intoxicación.
  • Azúcar, miel y jugos – Generan el mal hábito de consumir demasiada azúcar y desarrollar enfermedades crónico degenerativas, además de que provocan caries dental; por eso lo mejor es evitarlos o empezar a consumirlos después de los 18 meses.

 

A los 3 años:

  • Frutos secos – Son un alimento potencialmente peligroso, ofrecerlo antes provoca riesgo de asfixia. Siempre es recomendable consumirlos bajo supervisión de un adulto.

 

Ahora que ya sabes cuáles son las opciones más recomendables de alimentos conforme a la edad de tu bebé, ¡sigue pendiente de las próximas notas! en las que te platicaremos cómo iniciar la ablactación en tu bebé y algunos tips que te ayudarán a que  tu bebé acepte con agrado los nuevos sabores.

Alimentos sólidos para el bebé