Pasos para el primer baño del bebé

El primer baño del bebé puede resultar complicado, por esta razón considera los siguientes pasos:

  • Ten a la mano todos tus accesorios de baño.
  • Colócate el mandil de baño.
  • Apoya a tu bebito en el brazo.
  • Toma con cuidado la pierna que queda en la parte exterior.
  • Introduce tu brazo junto con el pequeño y lo que sea necesario en la bañera.
  • Limpia con mucha delicadeza, dejando la cabeza al final.
  • Saca del agua a tu bebé con mucho cuidado y cúbrelo con el mandil de baño.
  • Sécalo a toquecitos con su toallita de baño.
  • Finalmente, colócale su batita de baño.

 

El primer baño del bebé

Consulta nuestros accesorios de baño y verifica que tengas todo listo para un práctico y seguro baño.

 

 

Tips para iniciar la ablactación

¿Estás por iniciar la ablactación de tu bebé?

Este proceso se le conoce como la introducción de alimentos sólidos en la dieta de los bebés, distintos a la leche materna o leche de fórmula. Aunque podría parecer sencillo es muy importante que desde ahora aportes bases saludables en la alimentación de tu bebé, ya que las llevará en sus hábitos alimentarios para toda la vida.

Aquí te compartimos 5 tips para iniciar la ablactación de tu bebé:

  1. Sentadit@ para comer.

Cuando decidas iniciar la ablactación con tu bebé, debes asegurarte de que su desarrollo te indique que ya es el momento adecuado. Al iniciar este proceso, en tu bebé ya debe haber desaparecido el reflejo de extrusión, que es cuando el bebé empuja con la lengua cualquier objeto que sea introducido en su boca. También debe saber sostener su cabecita por sí mism@ y permanecer sentado con o sin ayuda.

  1. Primero verduras y frutas.

Antes de comenzar, no olvides colocarle su baberito y tener cerca unas toallitas faciales.

Inicia con la introducción de vegetales y posteriormente las frutas. Para que tu bebé no se acostumbre a consumir solamente los alimentos dulces inicia con las verduras más simples, como chayote, calabaza y papa. La zanahoria y el jitomate déjalos al final, junto con las frutas, por ser más dulces.

  1. Uno a la vez.

El organismo de tu bebé empieza a recibir nuevos elementos a él, y las alergias pueden ser muy comunes. Por eso, es recomendable que introduzcas un alimento a la vez. Por ejemplo, si decides iniciar con chayote, ofrécelo durante tres días seguidos sin agregar algún alimento extra, más que la leche que habitualmente tome. De esta manera podrás reconocer si el organismo de tu bebé lo aceptó o tuvo alguna reacción alérgica.

  1. Inicia con probaditas.

El estómago de tu bebé es muy pequeño y, en nuestra preocupación porque coman bien, podemos sobrecargarlo y causarle un daño, en vez de un beneficio. Así que los primeros días basta con darle sólo probaditas y gradualmente aumentar la cantidad. Entre los 9 y 10 meses, es probable que tu bebé ya pueda consumir comidas guisadas y más elaboradas.

  1. Sabores al natural.

No es necesario que condimentes sus comidas con sal, azúcar, miel o ingredientes similares. Aparte de que no reconocerá el sabor original de los alimentos podrías provocarle una alimentación dañina alta en sodio o azúcar. Y la mejor manera de cocinarlos es hervidos, aunque procura hacerlo por poco tiempo para aprovechar al máximo todos los nutrientes.

¡Felicidades! Ahora estás lista para empezar con la ablactación en tu bebé.

Te invitamos a complementar estos tips consultando algunos alimentos que podrías ofrecerle a tu pequeño, de acuerdo a las recomendaciones de los pediatras: Alimentos sólidos para tu bebé

tips-para-iniciar-la-ablactación

Escribe tus comentarios y comparte más consejos con las mamis Baby Mink.