Beneficios de la natación en los bebés

Beneficios de la natación en los bebés

Comienza a ser frecuente que los bebés empiecen la práctica de la natación a edades cada vez más tempranas, principalmente para erradicar el miedo al agua y como elemento de supervivencia.

Uno de los beneficios de la natación en los bebés está enfocado en incrementar la seguridad a la hora del baño. Existe la matronatación, una actividad que busca la estimulación acuática del bebé por medio de una serie de juegos que le permiten aprender a flotar y moverse por el agua con la ayuda de sus padres, se puede comenzar a practicar desde los primeros meses de vida, la mayoría recomienda comenzar hasta el cuarto mes de vida, ya que en este periodo de tiempo el sistema inmunológico del bebé ha madurado.

Debido a que el bebé no ha desarrollado sus capacidades físicas no podrá nadar como lo haría un adulto, el principal objetivo es que se divierta, se relaje y crezca su seguridad dentro del agua.

Algunos de los beneficios que conlleva la natación en los dos primeros años de vida permite a los bebés desarrollar una percepción del mundo que les rodea, se volverán más observadores y creativos. Comenzarán a comprender los conceptos de distancia y desplazamiento y fortalecerán su sistema cardiorespiratorio.

Los pequeños aprenderán a sentirse más seguros en ambientes diferentes y socializarán con otros niños en el proceso, al acostumbrarse obtendrán una sensación de relajación. El vínculo con sus padres se fortalecerá ya que podrán escuchar y acercarse a las experiencias de su hijo.

Puedes acompañar a tu pequeño en esta gran etapa con algunos productos de baño:

Finalmente, asegúrate que la piscina en la que nadará tu pequeño nunca se encuentre por debajo de los 32°C y sea agua bien tratada, todo complementado con la indumentaria adecuada.


Publicado por: Baby Mink

Entradas de

Comentar

*

  • hidratación en el bebé
    La importancia de la hidratación en el bebé
    Publicado el: 13 13UTC julio 13UTC 2015, Por: BabyMink, No hay comentarios.

    No a todos los bebés les resulta atractiva el agua, pero esto es algo que con el tiempo, mientras el bebé va abandonando la lactancia exclusiva, irá cambiando, ya que sentirá la necesidad de hidratarse, poco a poco se acostumbrará. Los bebés pueden comenzar a beber agua a partir de los 6 meses de edad, […]

    Seguir leyendo