¿Cómo detectar problemas auditivos en el bebé?

problemas oido

Los problemas de audición se pueden detectar en el nacimiento en un 80% de los casos, de hecho es muy importante la detección durante el primer mes de vida para poder tratar cualquier déficit ya que el sentido del oído es vital para el desarrollo del lenguaje del niño.

En España existe desde hace diez años el Programa de Detección Precoz de la Sordera Infantil en todos los hospitales públicos, de manera que se realizan pruebas a todos los recién nacidos antes del primer mes de vida para obtener un diagnóstico antes de los 3 meses y un tratamiento a partir de los 6 meses si fuera necesario. En los hospitales privados también existe este programa pero hay que consultar si la póliza del seguro médico lo cubre o hay que abonarlo.

El objetivo de este programa es detectar todas las hipocausias presentes en el nacimiento de cualquier tipo de gravedad, así es posible proporcionar a los bebés la atención médica, educativa y social necesaria para que puedan desarrollarse personalmente de forma plena e integrarse en la sociedad.

Las pruebas que se realizan en este programa son muy importantes porque aunque los problemas graves de sordera no suelen ser frecuentes, si no se detectan en una fase temprana pueden repercutir en el aprendizaje del lenguaje del niño y en su evolución emocional y social. A través del diagnóstico precoz está demostrado que disminuye la discapacidad social producida por la sordera.

¿Cómo se detecta los problemas auditivos en el bebé?

A las pocas horas de nacer, pasado el primer día, se le hace al bebé una prueba llamada “otoemisiones acústicas”. Sólo se tarda entre 5 o 10 minutos en realizarla, es fiable y sencilla ya que no necesita la participación activa del bebé y no le ocasiona molestias. Se le puede hacer incluso dormido.

La prueba de las otoemisiones acústicas que se emplea en el cribado auditivo, consiste en poner un emisor-receptor de sonidos adaptado al conducto auditivo externo de los oídos del recién nacido y realizar una lectura en un aparato portátil y automático. La técnica consiste en la detección de la llegada del sonido al oído interno o a las vías auditivas. En algunos casos la prueba resulta positiva o dudosa y el profesional médico indicará la necesidad de repetirla en un corto periodo de tiempo.

Vía BebésNuk

También te puede interesar :  Los oídos de tu bebé y su cuidado


Publicado por: Baby Mink

Entradas de

Comentar

*