Consejos para la higiene del bebé

mama blog_9_b (2) buena

¡Hola mamás!

Es un gusto escribirles de nuevo. Gracias a todas las que nos han dejado sus comentarios y se han sumado a nuestra comunidad en nuestras redes.

Hoy les platicaré sobre algunos consejos para la higiene del bebé y la importancia de tomar las medidas necesarias para cambiar el pañal  cuando estamos fuera de casa.

Cuando sales de paseo con tu bebé para disfrutar de un lindo día y compartir un momento agradable con familia o amigos, por supuesto, debes estar prevenida con todo lo que tu bebé llegue a necesitar. Guardas en tu pañalera, en primer lugar, nuestros amigos inseparables, los pañales. Toallitas húmedas, pomada para rozadurasbiberones (en caso de que tu bebé los use),  una muda de ropa (por si acaso), toallitas faciales, uno que otro juguetito y ¡listo, las calles son nuestras!

Todo transcurre bien y tranquilo hasta que un peculiar olor o una carita arrugada, te avisa que es momento de buscar un espacio para cambiar el pañal a tu bebé. Afortunadas las que hemos encontrado un sanitario con cambiador para bebé;  y más afortunados los papás aventureros que se ofrecen o aceptan su turno de esta inevitable labor, y encuentran en los sanitarios para hombres, el espacio ideal para cambiar al bebé.  Aunque debo reconocer que cada vez son más los lugares que cuentan con su cajita cambiadora, hay ocasiones en las que el ingenio y las piernas de alguien más son las bases para regresarles la comodidad pañalezca a nuestros bebés.

Pero, ¿sabes cuántas bacterias, virus, bichos y demás cositas nocivas puede haber sobre ese tipo de cambiadores? A pesar de que muchos tengan un sello indicador de protección antibacteriana, es necesario que tomes precauciones para que tanto tú, pero sobre todo, tu bebé no toquen superficies sucias y después pueda llevar sus manitas a los ojos, nariz o boca. ¿Sabías que la contaminación de bacterias de una superficie a otra ocurre de manera inmediata? No es necesario esperar algunos segundos para que suceda, como en ocasiones la creencia popular lo dice. Imagínate cuántos bebés ocupan ese espacio diariamente y no es precisamente para ponerse a jugar.  No es una cuestión de obsesión por la limpieza, recuerda que es importante tener en cuenta que los gérmenes son un foco de infecciones y enfermedades. Por eso recuerda nunca recostar directamente a tu bebé sobre el cambiador de bebés.

Baby Mink, en su labor de brindar soluciones a las tareas básicas de tu maternidad, ofrece en su extensa variedad de productos, los cambiadores para bebé en dos diferentes opciones. La primera es dentro de sus dos diferentes modelos de Pañaleras, la Pañalera Clásica y la Pañalera 3 en 1; y la segunda opción, es el cambiador por separado que viene con una sabanita de recién nacido. Estos cambiadores son de alta calidad y durabilidad que permiten ser limpiados eficazmente después de cada uso. Son ligeros, prácticos y resistentes, además cuentan con diseños muy elegantes.

Cuando mi Dani aún usaba pañal, los cambiadores Baby Mink eran un básico que siempre salía conmigo. Las pañaleras clásicas Baby Mink tienen una bolsa trasera donde guardaba únicamente el cambiador doblado hacia adentro. Cada que necesitaba hacer un cambio de pañal usaba 3 cosas básicas: el pañal, toallitas húmedas y el cambiador. Si Dani estaba muy inquieto le daba un juguete para que se distrajera y no tocara con sus manitas el resto de la superficie. Claro que al finalizar me lavaba las manos y si Dani había tocado algo, también.

De esta manera los cambios de pañal jamás fueron un problema, ni una incomodidad. Ni qué decir de otras ocasiones cuando estábamos en un parque, o algún espacio donde no hubiera sanitarios, el cambiador me permitía recostar a Dani sobre el pasto, sobre una banca, etc. haciendo incluso ese momento más cómodo para él.

Con cariño, Diana.

 


Publicado por: Baby Mink

Entradas de

Comentar

*