¿Cómo identificar la dispraxia en niños?

dispraxia

La dispraxia en niños es una enfermedad poco común de alteración psicomotriz que provoca lentitud de movimientos, dificultades en la coordinación del mismo o torpeza.

La dispraxia se hace presente a partir del primer año de edad, pero los síntomas son más evidentes a medida que crecen. Se pueden ver afectadas la lectura y la escritura, sin embargo el niño puede presentar algunos síntomas pero no es necesario que por eso padezca la enfermedad.

Los síntomas son más visibles entre los 5 y los 11 años de edad, se estima que pueden sufrirla entre un 2% y un 5% de los niños en esta etapa. Este padecimiento puede llegar a afectar el habla y el desarrollo emocional del niño. Existen diferentes tipos de dispraxia:

  • Dispraxia ideomotora: es la interrupción entre la secuencia de pensar y realizar un acto sencillo, por ejemplo coger un objeto.
  • Dispraxia ideatoria: se afecta la cadena de secuencias de pasos sencillos que dan lugar a uno complejo: abotonar un botón, atarse los cordones, meter una llave en la cerradura, etc.
  • Dispraxia oromotora o del habla: en este caso se ven afectados los grupos musculares que se encargan de la fonación, mostrando problemas para pronunciar algunas palabras o sílabas, por lo tanto el habla del niño se verá afectada.
  • Dispraxia constructiva: existe una dificultad en comprender las relaciones espaciales entre los objetos, por lo que resulta difícil moverlos de un lugar a otro: por ejemplo, meter una caja pequeña dentro de otra más grande o acomodar sus pertenencias de forma que su mami le indica o enseña.

Si hay sospecha de dispraxia en tu pequeño, el médico le realizará las pruebas necesarias para obtener un resultado. Si tienes alguna duda sobre su desarrollo es recomendable que asistas con el especialista para aclarar cualquier situación y en caso de ser necesario comenzar con un tratamiento.


Publicado por: Baby Mink

Entradas de

Comentar

*