¿Es hora de iniciar el proceso de dejar el pañal?

proceso de dejar el pañal

¡Hola mamita!

En esta entrada quiero platicarte cómo y a qué edad decidí de Dani, debía iniciar el proceso de dejar el pañal. Hasta ahora, ha sido uno de los retos más difíciles que he enfrentado en mi maternidad y siendo sincera era un tema que me estresaba mucho.

Independientemente de la presión que la sociedad ejerce en nosotras, por apresurarnos a que nuestros hijos hagan todo lo más pronto posible, asegúrate de encontrar el momento adecuado en el desarrollo de tu hijo (a) para que el proceso sea respetuoso, sencillo y eficaz.

Antes de decidir hacerlo, leí mucho sobre el tema. Varios autores coinciden en que lo mejor es esperar a que el niño dé ciertas señales de madurez, las cuales nos van a indicar que es buen tiempo para empezar a hacerlo; pues aunque es un proceso fisiológico, no deja de ser también un proceso mental.

Es recomendable que tu bebé, o ya no tan bebé:

  • Comparta sus juguetes, dulces o cualquiera de sus pertenencias, sin ningún problema. Esto lo entiendo como una manera de comprender que no pasa nada al desprenderte de algo que ha sido parte de ti.
  • Sepa diferenciar entre hacer pipí y hacer popó, e incluso avise cuando ya haya hecho.
  • Despierte con el pañal seco.
  • No esté viviendo momentos de cambios importantes en su vida, como un cambio de casa, separación de los padres, cambio del lugar en el que duerme, etc. Es decir, que en ese momento su vida tenga estabilidad emocional.
  • Tenga una mamá y/o papá cansados de cambiar pañales, pero llenos de paciencia y compromiso para afrontar el reto.

Cuando noté que Dani comenzaba a mostrar esas señales (sobre todo la última), le comencé a platicar, principalmente en cada cambio de pañal, que pronto se acercaría el momento en que tendría que hacer del baño como los niños grandes, como mamá, papá, la abuelita, el tío Beto, etc. Dani tenía aproximadamente 18 meses.

En una ocasión que fui a comprar pañales, debo confesar que noté que seguían subiendo de precio y pensé -¡No más! Me dirigí al pasillo de ropa interior para niños y le dije a Dani, con un gesto de muchísima alegría y mostrando muchísima emoción, que ya no llevaríamos pañales, que desde ahora usaría calzones y le compraría un bañito (orinal) para que comenzara a usarlo.

Muy contento y emocionado me dijo que sí. Le pedí que él eligiera los diseños de calzoncitos que más le gustaran y también le pedí que eligiera el orinal.

¡Bien! Habíamos dado el primer paso. Llegamos a casa sin pañales, así que no podía echarme para atrás.  Me aseguré de que los días siguientes fueran días en los que no tuviera necesidad de salir a la calle, así que con provisiones de comida, películas y muchos pendientes por hacer en casa empezamos el reto.

Si has decidido que ya es momento de enseñar a tu pequeño o pequeña a ir al baño, te recomiendo que sea en un fin de semana o en días en los que puedas quedarte en casa sin ningún problema.

No olvides que la mejor manera de enseñar a los niños es mediante el juego, así que aunque es un proceso muy serio y de muchísima constancia, no dejes de hacerlo divertido. Yo diría que eso es fundamental.

Mantente al pendiente de la siguiente nota, donde te platicaré la técnica que seguí para que Dani dejara el pañal, con la que afortunadamente lo logramos ¡en menos de 3 días!

¡Hasta la próxima!

Con cariño, Diana.

proceso de dejar el pañal

Consulta la ropita adecuada para facilitar el proceso: Aquí.


Publicado por: Diana Baby Mink

Comunicóloga de profesión, madre por convicción.Enamorada de la maternidad y su magia, que me ha hecho brillar.Convencida de que el amor expresado libremente en los primeros años de vida, es capaz de formar mejores seres humanos para regresarle los destellos a nuestro mundo.

Entradas de

Comentar

*